El acuerdo permitirá la puesta en marcha de actividades conjuntas en materia de desarrollo económico, planificación estratégica, gobernanza urbana, prevención de la radicalización y formación en liderazgo y turismo sostenible y la realización de prácticas profesionales

 07/10/2020 Málaga- El director de CIFAL Málaga-UNITAR, Julio Andrade, y el decano del Colegio de Abogados, Francisco Javier Lara, han firmado esta mañana un convenio de colaboración para la puesta en marcha de actividades conjuntas, especialmente relacionadas con el desarrollo económico, la planificación estratégica, la gobernanza urbana, la prevención de la radicalización o la formación en liderazgo y turismo, además de la divulgación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) entre los colegiados.

Igualmente, gracias a este acuerdo, el Colegio de Abogados prestará servicios técnicos y de asesoramiento científico en cuestiones relacionadas con las actividades de CIFAL Málaga-UNITAR. El convenio permitirá también la cooperación en programas de formación de cuadros medios, directivos y empleados, prácticas de estudiantes y de titulados y la organización conjunta de cursos, seminarios, conferencias y jornadas científico-técnicas.

En este contexto, CIFAL Málaga-UNITAR y el Colegio de Abogados intercambiarán información y documentación sobre las actividades y materias que desarrollen ambas instituciones, respetando siempre los intereses de terceros y utilizarán de forma conjunta el equipamiento y los medios técnicos e instrumentales de ambas partes para el desarrollo de las actividades relacionadas con los ODS.

Para la cooperación específica comprendida en el objeto de este acuerdo, se firmará   una   carta ad hoc que detalle los ajustes técnicos y financieros. Dicha carta de acuerdo incluirá un programa de trabajo detallado, un desglose de los costos, y se indicarán las modalidades de financiación.

Las partes constituirán la comisión mixta paritaria, integrada por representantes de cada una de las instituciones firmantes, con el fin de dictar normas internas de funcionamiento, velar por el cumplimiento del acuerdo de cooperación, formular propuestas concretas de actuación, proponer líneas de colaboración en proyectos o programas de investigación, aclarar y decidir cuantas dudas puedan plantearse y aquellas otras cuestiones inherentes a su constitución.